Mamá ¡Eso no es justo!

noesjusto

#RetoñoPividori2: Mamá ¡¿Todo el tiempo tengo que portarme bien?!¡Eso no es justo!

Debbie: ¡!

Cuántas veces internamente le reproché a mi papá que se había equivocado, que la vida no era como me explicó. Que trabajar duro, no era sinónimo de recompensa. Que ser honesto muchas veces sirve sólo para que te hundan más.

Hace muchos años, en medio de una discusión en la oficina dije “¡Eso no es Justo!”.  Federico, un compañero, preparó su mejor cara de ironía y casi disfrutándolo respondió: “La vida no es justa Debbie”.  Me dejó sin palabras, no estaba en mi diccionario que la vida podía no ser justa.

Esta mañana me levanté temprano, abrí el correo y me encontré con un reconocimiento que voy a mantener en silencio porque no viene al caso, pero fue en ese momento cuando me acordé de aquella rabieta de #RetoñoPividori2.

Capaz que no se trata de si la vida es justa o no es justa, se trata de que la vida presenta batalla, está llena de desafíos y decisiones.

Alguna vez escuché que la vida estaba hecha para valientes.

Ahora tiene más sentido pensar que si trabajo duro, hay más posibilidades de ser recompensada. Que si soy honesta en la batalla, hasta el que está del otro lado, finalmente me va a respetar por buen contrincante y me va a buscar de aliado para otras batallas.

#RetoñoPividori2, no sé si es justo o no es justo que tengas que portarte todo el tiempo bien. Yo no me porto todo el tiempo bien, o para decirlo de otra forma, no estoy de acuerdo con todas las reglas que me cruzo en el camino.

Lo que es seguro, es que las reglas que se ponen para vivir armoniosamente. Ahora, si a vos te parece que alguna de esas reglas está mal no dejes de presentar  batalla para acomodarla. Todos nos podemos equivocar, incluso, el que puso esa regla que no te piache.

En cada batalla que la vida te presente, que el cansancio no le saque el imán a tu brújula, no pierdas el objetivo. Porque si trabajas duro vas a ser recompensado. Si sos honesto, te van a escuchar y valorar. O por lo menos aumentan muchísimo las probabilidades de que así sea.

Pero no te canses hijo, buscá refugios internos para los momentos en los que necesites descansar, y después seguí adelante.

Papá, discúlpame si dudé alguna vez, tenías razón.

Querida vida, gracias por acompañarme cada día en la búsqueda de justicia para todas mis causas, las que tengo bien presentes y las que por momentos me parecen perdidas.

Debbie.

Anuncios

Un comentario

  1. Hermosa entrada. Muy llena de vida, de experiencia y de emociones. A mí, personalmente, me llegó a un lugar íntimo muy lindo… ese lugar donde se acumula la sabiduría, viste? 😉
    Creo que es una Verdad que a veces puede parecer ingenua, por poco frecuente; pero otras veces es tan cierto que son esos los momentos en los que vale la pena todo lo arriesgado, todo lo penado, todo lo vivido.
    Te felicito por tu blog y por este post en particular que me gustó mucho. Te seguiré leyendo ❤ Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Me encantaría saber si te ha gustado la nota :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s