¡Y pará mamá! ¡Pará!

paramama

#RetoñoPividori2: ¿Vamos a volver de noche a casa? ¡Estoy cansado!

Debbie: Y cuando llegamos a casa tenemos que hacer la comida, ver los uniformes… Yo también me canso ¡Por eso pido ayuda! ¡No paro!

#RetoñoPividori2: [Con las palmas hacia arriba] ¡Y pará mamá! ¡Pará!

El indicador de que tenía que bajar la velocidad fue esa sensación de no poder parar. Un día a la vez, empecé a dejar en reposo un tema tras otro. El mundo no se cayó, bueno, algunas veces el mundo chilló un poco y tuve que prestarle atención, pero no pasó nada catastrófico.

En el medio de mi naturaleza vertiginosa, el impulso por volver a retomar el ritmo “normal” fue fuerte. Pero algo desde más atrás, desde muy adentro prendía las alarmas y me mantenía en estado invernadero.

Un estado que me permitió ver que es importante para todos y que es lo que me importa a mí, hasta que esto no estuviese claro, no tenía que poner el motor en marcha.

#RetoñoPividori1:  ¿Mamá este es tu último día de vacaciones?

Debbie: Si
#RetoñoPividori1: ¡Menos mal!
Debbie: ¡¿Por?!

#RetoñoPividori1: ¡Tiraste tantas cosas que si te quedabas otra semana tirabas a Shadow también!

Sí, literalmente me dediqué a parar, ver, diferenciar y clasificar para poder volver a andar.

Hoy terminan mis vacaciones y parece simbólico. Llegó el momento de comenzar a retomar el ritmo, pero con la energía puesta en las cosas importantes, las que me hacen feliz.

Aprendizaje de la jornada: Poner la energía justa a cada tema.

Debbie.

Anuncios

Un comentario

Me encantaría saber si te ha gustado la nota :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s